sábado, abril 02, 2011

Me congelé, no supe reaccionar. 
Pensé en correr, pero el tiempo no estaba de mi lado esta vez. 
Ni yo misma lo estaba, sentí como mis manos me traicionaban al acariciar su rostro. 


Un rostro ambiguo, dulce y sombrío, que me aturdía…

3 comentarios:

  1. La foto está muy bien. Entran ganas de tocar.

    ResponderEliminar
  2. Uyyy!! ¡¡qué habrá pasado!!! ojala no lo que me temo

    ResponderEliminar
  3. Hola! Os dejo aquí mi blog por si os queréis pasar! Y seguirme! :)
    Si queréis que os siga dejadme un comentario en la entrada que mas os guste y os seguiré! :) http://lastijerasgananalpapel.blogspot.com/
    Un besazo

    ResponderEliminar

Dibuja para mi...