lunes, septiembre 26, 2011


Las letras se van fusionando con mi corazón y cada latido escupe los signos de puntuación.

Nunca he pensado que las películas superen a los libros, sino que sucede todo lo contrario:
Cada día que pasa me sorprende y me decepciona todo lo que crea mi imaginación y cuan poco de eso veo en la pantalla.
Sin embargo, muerdo el anzuelo y anhelo la adaptación cinematográfica de todos esos libros apilados bajo mi ventana.

¿Masoquismo o ilusión?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dibuja para mi...