viernes, marzo 01, 2013

No te detengas


Corro.

El aire se está agotando, siento mi garganta vibrar rogando por más. 
Pero no lo hay, no existe.

Me ahogo e intento no pensar en ello. 


No es tan difícil, solo un pie tras otro hasta que me desvanezca. Hasta que todo termine…

Y entonces me detengo. Simplemente me detengo.

No hay pausa, no hay duda… solo sucede.

Lo pienso entonces, ¿Por qué lo he hecho?

Pero no hay respuesta.  Mi yo interior se niega a hablar…

¿Es que acaso me rendí solo porque  mi mente creía que no podía continuar?



Doy media vuelta, dejando la pregunta en el aire, 
a la espera de que alguien la sepa responder.

1 comentario:

  1. A veces simplemente dejamos de creer en nosotros mismos. :(

    ResponderEliminar

Dibuja para mi...