viernes, enero 23, 2015

Deseos incontrolables

Poco a poco, así, muy lento… Tanto que hasta te desespera.
Vas quitando cada prenda rebosante de alegría, hasta podría decir que con un poco de lujuria.
Respiras rápido, pero respiras poco. Sientes que te ahogas hasta que recuerdas que sólo debes inhalar y exhalar una vez más.
Tu cerebro se niega a procesar lo que está pasando.
Simplemente reaccionas, pues eres un conjunto de estímulos eléctricos que se activan con el roce de mi piel.
Abres los ojos finalmente y allí veo todo lo que necesito saber.



1 comentario:

  1. :3 Dioss, extrañaba leerte. Y mira, vengo llegando en marzo como a medias u_u
    Ojalá sigas escribiendo, recuerdo tu blog con cariño y me encantaría no pensar en nuestras "leídas" como algo pasado sino como algo abierto a que las continuemos :)
    Te mando un fuerte abrazo donde quiera que te encuentres, y que sigas leyendo miradas tan apasionadamente n_n

    ResponderEliminar

Dibuja para mi...