lunes, junio 06, 2016

Fall 7 Times, Get Up 8

Si me lo pongo a pensar, seguramente, nadie lea estas letras...Es posible que sea en vano escribir aquí.
Pero he vuelto, no cabe duda. 

Me ha tomado mucho tiempo llegar hasta aquí y no ha sido para nada fácil el camino. He pasado muchas cosas durante los años que he tenido You Can't Stop Me activo. Tantas cosas que ya ni las puedo enumerar...Y estoy segura de algo: En algún punto, entre problema y problema, me he perdido.
Dejé de escribir, dejé de buscar imágenes que me calaran el alma...dejé de soñar.
Simplemente, dejé de ser quien soy.

Y no puedo echarle culpa a nadie porque yo he sido quien lo permitió. He dejado que mi verdadero yo se quedara atrás con tal de aferrarme a cosas que no necesitaba. Quizás me costaba aceptar que había cosas que no quería en mi vida, pero temía soltarlas. Temía encontrarme feliz de no tenerlas, temía volver a sonreír por cosas pequeñas, de encontrarme cómoda con migo misma...
Simplemente, temía ser feliz.

Es que la felicidad es efímera, por ello temía que no me quedaran fuerzas para seguir. Pero la vida a veces nos empuja para que enfrentemos nuestros peores miedos. Y cuando estamos acorralados ya no pensamos en huir, pensamos en continuar. Evaluamos la mejor opción, pero sabemos que salir corriendo no es una de ellas.

Esta vez me ha tocado a mí.
La vida me ha puesto contra la pared y no le he dado la espalda. Quizás, para algunos, esa situación no fuese gran cosa...pero no todos necesitan pasar por el infierno para llegar al cielo.


¿Hay algo más que pueda decir?


Si... Cae siete veces, levántate ocho.
Volveré a escribir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dibuja para mi...