domingo, septiembre 18, 2016

Al diablo el destino, haré lo que me dé la gana

Las relaciones humanas, hoy en día, son algo complejas.


Antes, cuando yo era niña, se conocía gente en los boliches. Bailabas, charlabas y, al final de la noche, los más osados terminaban en una habitación de hotel. Los más inocentes simplemente terminaban pasándose el número telefónico o acordando verse la semana siguiente en el mismo lugar. Piensen que no existían celulares, no había tanta persecución entre las personas. Las relaciones eran un poco menos complicadas.

Los avances tecnológicos nos hicieron dependientes. Hoy en día hay muchas opciones para conocer otras personas. Y, cuando ya se las conoce, miles de aplicaciones para "seguirla".
Aún existen los boliches, pero pareciera que la respuesta a la soltería va por otro lado. 
Hace un tiempo que estoy sola y me he cansado de oír el nombre de aplicaciones para buscar pareja. Sin que yo lo pidiera, me las han recitado infinidad de veces, como si me apuraran a que encuentre a alguien para compartir mi vida. Siempre he sido la oveja negra, por lo que mucho caso no he hecho a estos comentarios e incluso he tenido respuestas bastante divertidas que han dejado a las personas con la boca abierta. 

Últimamente he estado escapando con una respuesta que trae controversias en mi entorno "Sabes, lo que pasa es que a mi me gustan los orientales y no encuentro ninguno en esas aplicaciones". Claramente, más de uno me ha respondido con cara de asco "Pero esos son horribles (o son todos iguales) y vos tan bonita. Mejor buscate un buen chico" ¿Acaso los orientales son malos chicos y por eso una rubia de ojos verdes no puede salir con ellos? 
Calma, que no tengo el cuerpo de una modelo así que no resalto tanto por el hecho de tener ojos verdes y cabello rubio ceniza. Pero pareciera que mis facciones son demasiado superiores para salir con un chico de ojos rasgados. 

Claramente, si hiciera caso a estos comentarios, viviría peleando con las personas que tengo a mi alrededor. Solo unos cuantos aceptan y hasta le ponen un toque de humor a mi gusto por estas personas.

Si vamos a la realidad, yo no creo que el amor se base en estereotipos. No puedo decir que solamente voy mirando a los orientales por la vida, miro a cualquier persona que pueda parecerme atractiva: sea oriental, latina o africana. Todos somos humanos por igual, yo no encuentro una diferencia en cuestiones de piel o cultura. Simplemente tengo mis gustos como todo el mundo y, dentro de mi concepción de belleza, tengo una preferencia.

Pero claro que esta preferencia me juega un poco en contra. Cuando creces en un entorno donde no hay personas orientales, es muy difícil conocer una. No hay opciones, tienes que salir a buscarlas. Y allí es donde el pesimismo me empieza a jugar una extensa partida "¿Dónde demonios piensas que vas a conocer un oriental? Será mejor que te rindas y te conformes con cualquier persona que encuentres. No puedes ser tan exigente ¿quién te asegura que es un oriental quien puede hacerte feliz?"
No crean que no he intentado hacerle caso a esa voz en mi cabeza. He tratado de hablar con varias personas, de conocerlas, pero no ha dado resultados positivos. O me han parecido unos completos idiotas o me han aburrido. Esto no tiene que ver con que no fueran orientales, pero casualmente nunca he hablado con uno como para poder decir que pasó lo mismo, que me ha aburrido y no me atrae para nada. Ahí es donde comienza el deseo de conocer uno, quiero comprobar si para mí será diferente o un completo idiota, como todos los demás que me he cruzado.

Y es en ese momento cuando mis frases favoritas entran en el juego "las casualidades no existen" y "todo ocurre por una razón". En este mundo, donde debes salir a buscar tus oportunidades, ¿creen que es casualidad volver a cruzarte con una amiga que no veías hace tiempo? Es posible. Pero, ¿seguirían pensando así cuando sepan que esta chica organiza fiestas destinadas principalmente a la comunidad oriental y abiertas a todo público? No, a mi ya no me parece casualidad. Mucho menos, luego de saber que ella (quien era una persona sumamente cerrada a estas culturas y sus costumbres) hace un año que está saliendo con un chico coreano y está maravillada. ¿Casualidad o atracción?

Las cosas se van dando naturalmente por una razón, sin importar si comprendemos cuál es. Podemos intentar pensarlo, pero no siempre logramos descubrirlo. En mi caso, simplemente he tratado de plantearme si era una obsesión o simple curiosidad. Y después de mucho darle vueltas, leí por ahí que "es muy distinta una conducta sexual de la orientación sexual". La base de esta teoría es la siguiente: no por besar a alguien de tu mismo sexo tu orientación sexual cambiará (si eres heterosexual, si eres homosexual será a la inversa, eso es claro). Pero, si no pruebas, nunca lo sabrás.

No soy partidaria de la promiscuidad, de ir besando o acostándome con cualquier persona que me atraiga. Eso seguro que no lo haré, no es mi estilo. Pero siento que me hace falta abrirme a ciertas cuestiones.
Hace unos meses me he propuesto tener un estilo de vida más saludable y lo estoy cumpliendo gradualmente. Entonces, ¿por qué no sumarme un nuevo reto? Es simple, debería dejar de cuestionarme si es una preferencia o una especie de obsesión el estar con una persona oriental: Trataré de insertarme en estas actividades que se me han ido cruzando, relacionadas con estas culturas, y si conozco a una persona oriental veremos qué ocurre.

Después de todo, ¿qué tengo por perder? La vida es una sola y hay que hacer lo que nos dé la gana.






3 comentarios:

  1. Holaaaaa! Qué bueno es poder leerte nuevamente! Te han dicho que además de tu forma particular de escribir, subes imágenes hermosas que aplican totalmente con lo que estás relatando? Quizás tenga que ver con eso que mencionabas de que buscas imágenes que alimenten tu alma. Gracias por compartirlas!

    Permíteme repetir lo que te había mencionado en el posteo anterior: has cambiado tu estado, tu emanación de energía, la manera de relacionarte con el universo, llámalo como quieras y como más te convenza. La cuestión es que están llegando cosas positivas a tu vida y relacionadas a lo que has estado tanto tiempo pensando y repensando, y, en consecuencia, atrayéndolo.

    Es sabido que en la vida tendrás personas que te apoyen y personas que estén en tu contra; en la mayoría de las decisiones que estés por tomar. Pero qué demonios te importa si es tu vida y con ella puedes hacer lo que te plazca?

    Experimenta, siente, V I V E ! ! ! ! ! Porque tú lo haz dicho: "la vida es una sola y hay que hacer lo que nos dé la gana". Pues... qué esperas? Muchas veces, por escuchar esa vocecita que nos taladra la cabeza y nos pone en duda a veces hasta nuestros más profundos sentimientos, nos perdemos de vivir experiencias nuevas. Ya sean positivas o negativas, no lo sabrás hasta que lo intentes. Pues, por eso mismo, y porque "¿qué tienes por perder?" (citando tu frase), ve y disfruta, pásalo lindo, róbale una sonrisa a una persona. Que si eres rubia y de ojos verdes no ha de costarte mucho jejejeje

    Desde aquí, te mando un saludo muy grande y estaré atento por si subes alguna experiencia nueva que vayas viviendo. No seas egoista: comparte, comparte, comparte!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, gracias nuevamente por tu comentario tan positivo.
      Las sonrisas en general no cuesta tanto robarlas, el problema es mantenerlas...esa ya es una cuestión muy diferente.
      Agradezco que te pases a leer y, desde donde seas, que sigas atento a mis anécdotas.
      Un gusto, anónimo. Espero verte nuevamente por aquí.

      Eliminar
    2. Gracias a ti por tus publicaciones!! He estado pensando en armarme un blog, pero aún es una cuestión que queda en el tintero por falta de tiempo. Mientras tanto, me nutro leyendo lo que otros escriben! Así que, por otro lado, comprendo totalmente si es que no posteas todos los días o, incluso, todas las semanas. Porque, si bien es algo que quizás te sirva para estar bien, con las obligaciones de cada uno a veces se torna complicado poder dedicarle tiempo.

      Es cierto lo que dices... una sonrisa puede cambiar en un breve instante a algo totalmente opuesto. O también están aquellas sonrisas falsas, las cuales son muy difíciles de sostener a medida que transcurre el tiempo.

      "Me verás volver" tal y como cantaba una conocida leyenda... Así que el gusto es mío por poder leerte!

      Te mando un saludo enorme y te deseo una feliz primavera!

      Hasta pronto!

      Eliminar

Dibuja para mi...