miércoles, octubre 05, 2016

Fate, come to me...


Como era de esperarse, terminé de ver Fated to love you en menos de una semana. 

Tenía un examen el día de ayer, pero aún así no pude resistirme. Realmente me atrapó la historia. No solo morí de risa, también morí de llanto y morí, especialmente, de amor.
En mi entrada anterior anticipé que uno de los personajes tendría un papel interesante. No lo niego, lo tiene. Pero, me equivoqué. 

Aposté mis fichas sin pensar. No importa cuanto ame al actor que mencioné antes, el protagonista le ganó. No hablo en cuestión de si se queda o no con la chica. Hablo en todo sentido, Jang Hyuk representó a un hombre hermoso.  No digo esto sólo por lo físico. Si debo ser realista, no me convenció su apariencia en un principio. Para ser el protagonista, el cabello largo no le favorecía a la imagen de CEO de una importante compañía. Pero creo que encajaba con su personalidad algo extravagante. Su risa, un tanto peculiar, la odias al principio y la amas al final. Créanme, es posible terminar amando esa forma suya de reír. Es posible sentir que uno quiere que ría con todo su corazón.



No sé cómo demonios lo logró, pero Jang Hyuk enamora de una manera inmensa con este personaje. Lo odias en un momento, pero luego caes rendida a ese corazón. Lo bello es, que más allá de ser adinerado, no es el típico personaje idiota y arrogante (aunque puede que en algunas escenas se comporte como tal, ya verán que tiene excusas). 


Este personaje, medio reacio en principio, derrocha dulzura como hombre. Sus muestras de cariño, su humor, su frialdad...todo cobra sentido en un momento y te es imposible odiarlo. Cuando aparece con su nuevo corte de cabello, complementa la imagen que tiene en verdad. 


Creo que el cambio se da en el momento justo, terminan de definir al personaje y ya no hay marcha atrás, pasarás los siguientes capítulos anhelando a ese hombre y suspirando por él (nuevamente, no desde lo físico). Se ve tan maduro y el personaje realmente es otro. Le da otro significado a la trama. No pierde lo suyo, lo esencial, pero descubres un hombre totalmente distinto al que viste en el primer episodio. 


Creo que realmente sueño con encontrar un hombre así. No sé si empecé a ver dramas porque soy una romántica empedernida o porque quería encontrar mi ideal. Si bien todo lo que vemos es fantasía, la representación de sus personajes masculinos me convence en varias cuestiones. Creo que es por eso que pienso que necesito un oriental, su manera de manejarse, su respeto a la cultura...No sé, creo que necesito esas costumbres de vida que tienen. Debería haber nacido en Corea...
Pero, nada es azar según dicen. Por algo nací aquí. Y me rompo miles de veces la cabeza pensando en ello...¿Por qué?

Y aquí es cuando llamo al destino porque no tengo la respuesta. Cuando creí tenerla, no me sentía completa. Y si bien es historia pasada, no importa cuanto me niegue...lo extraño. Llegué a querer a esa persona como un hermano, nunca pude llegar a odiarlo por más rencor que tuviera a sus acciones conmigo, llegué a querer verlo bien aunque me sacara de quicio. Pero como nos forzamos a funcionar como amantes, la relación se desgastó y yo ya no tengo confianza en él. Ya no es parte de mi vida.


Sin embargo, era la primer persona que quería que estuviera ahí para consolarme mientras lloraba, como en este preciso momento. Y realmente me hacían bien sus abrazos. Los echo de menos...El último abrazo que le dí era a sabiendas de todos aquellos que me faltarían. Recuerdo haberle dicho que los echaría de menos, que me harían falta, pero no recuerdo si le importó.


Y soy consiente, como me decían muchas personas (porque ya no he vuelto a hablar del tema con nadie) "él ya no te echa de menos". Y me alegra pensarlo así, pues la que se queda siempre con la idea de como son las personas soy yo. La que extraña hasta el cansancio soy yo. Pero me queda el consuelo de conocerme y saber que llega el día que ya no lo sentiré. Una persona muy querida me dijo una vez que yo amaba incondicionalmente y en gran medida. Que era un don, pero que me costaría mucho borrar el daño que tanto amor causaría. Creo que por eso puedo ser una persona con un corazón excelente y una verdadera desgraciada a la vez. 


Y sé que está mal pedir al cielo un abrazo de una persona y otra para amar. Pero a veces, solo a veces, termino así de confundida en mi vida. 
Pero, qué le vamos a hacer? Realmente es lo que quiero pedir. Quiero dar el cariño que tengo a una buena persona, así que estaré abierta a su llegada.

Hoy sé que, no creo en el matrimonio, pero no me negaría a contraerlo si la otra persona cree en esta institución.  Y por loco, e impulsivo que suene, estos serían mis votos.


"A lo que llaman destino, pensé que sería algo especial, pero no creo que lo sea. En este instante, la persona delante de mis ojos...todo estará bien si esa persona está ahí. La sensación de incluso no ser capaz de imaginar a nadie más que a esa persona, creo que esa sensación es el destino.




Estoy bien incluso si no estamos destinados. Porque te amaré como si fueras mi destino.

Voy a hacer un juramento a esas estrellas que tanto te gustan. Hasta el día que esas estrellas desaparezcan, cada día, como si fueras mi destino, te amaré"

Y a quien debo dejar pasar, si lees estas letras de vez en cuando, aún cuando no lo manifiestes:
"Que el viento te bese en mi nombre" y seas feliz. 

미안 해요, 감사합니다 ... 안녕 내 사랑






2 comentarios:

  1. Mujer, ¡vaya que te gustan estos dramas! Incluso teniendo que rendir examen no te has podido resistir a su tentación. Lo bueno es que no spoileas info, adelantas datos sutiles que no hacen al resultado en sí. Son como notas de color en el cielo de los doramas! :D jejeje
    Gastamos el tiempo pensando en los “debería” en lugar de agradecer. Quizás te suene masoquista querer agradecer al Destino por haberte hecho nacer en un continente, en un país en el cual no te sientes identificada… Pero volvemos a la misma cuestión: todo tiene un motivo. Lo más difícil es descubrirlo. Si haces lo que debes hacer, llegará el momento en el cual se te revelará sólo… deja de romperte la cabeza con nimiedades!!
    Agradece incluso por la persona que te ha hecho todo esto. Porque, aunque te cueste verlo, has vivido muchas cosas y has aprendido muchas cosas también. Incluso aunque no sea así, al menos te ha enseñado lo que NO quieres en tu vida y, gracias a eso, es que te has enfocado en lo que SÍ quieres… a una persona oriental a tu lado.
    Contradiciendo lo que te he puesto en el párrafo anterior, estamos sujetos a algo superior… no importa qué o quién. Y, siendo así, es difícil que se nos dé todo lo que queramos. Porque nosotros no creamos las reglas de juego, nos son impuestas. Por lo tanto, “QUERER” que esa persona esté ahí para consolarte cada vez que llores es entendible, pero difícilmente posible.
    Perdón si con esto meto dudas dentro tuyo que te compliquen tu situación sentimental actual…
    ¿Pero qué demonios saben los demás de esa persona de la que hablas? ¿Bajo qué criterios se basan? ¿Lógica? ¿Costumbrismo? ¿Modo de accionar de esta persona?
    Desde mi punto de vista, la realidad es que no sabemos lo que sientes las demás personas a menos de que lo demuestren. Por ende, todo lo demás, son suposiciones. Como ejemplo, que esa persona se haya alejado de tu vida NO implica que NO te extrañe, que no desee un abrazo tuyo, un beso, una demostración de tu afecto nuevamente. Más cuando anteriormente has mencionado que esta persona no se comunicaba mucho con vos… tú crees conocerla y lo mismo las personas que te han dicho esas cosas.
    Así como podemos ser predecibles, podemos ser cambiantes. Y podemos cambiar la forma de ver las cosas, si somos guiados de la manera correcta o, mejor dicho, en la manera que necesitemos (porque también hay que evaluar qué es lo “correcto” y lo “incorrecto”… según los ojos de quien lo vea, podrías llegar a tener respuestas diferentes.). De manera que no sabes cómo reaacionará la otra persona, lo que pensará o sentirá.
    “el corazón sabe lo que deseas” así que siéntate, tómate un respiro, haz silencio, escucha en tu interior y sabrás cómo salir de la confusión. Por favor, no permitas que te invada!!
    Desde lo que creo, no está mal como te sientes frente al hecho de querer el abrazo de una persona y querer amar a otra distinta… Aquel/aquella que se atreva a juzgarte, que se mire a sí mismo y responda si alguna vez no ha sentido un momento de ambigüedad y luego, se guarde sus comentarios!!!! Jajajaja

    Ahora bien, vuelvo a lo mismo, lucha por lo que quieres!! Como a aquel muchacho del piso de abajo, qué sabes la respuesta que obtendrás del otro lado si no te arriesgas? El momento es este, la vida es ahora… no la dejes pasar frente a tus ojos verdes!!
    Hermosos tus votos realmente!! Son palabras que han nacido de los más hermosos sentimientos que tienes y eso está más que claro. Cautivan hasta al corazón más duro!! Dichoso aquel que pueda recibirlos… quien, a su tiempo, te los sabrá corresponder como esperas.
    Seca tus lágrimas niña… aquella persona recibirá lo que se merezca por las cosas que ha hecho.
    Ahora enfócate en ser feliz tú misma. Lucha por lo que te hace bien y no bajes los brazos!! No por llorar has perdido la guerra… pero deja de gastar energía en ello y enfócala en algo que te haga bien!!
    “Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano.”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que me gustan, no en vano me la paso llamándome doramaníaca. Y en todo sitio ya me conocen como "la que le gustan los chinos". Es chocante que digan chinos cuando no saben su nacionalidad, pero logras encontrarle el humor con el tiempo. En mi caso, me causa mucha gracia cuando me señalan algún oriental por la calle o mencionan algo chino y dicen "a vos que te gusta". Uno no puede ofenderse con la verdad...eso sería negarla.
      Respecto a las opiniones, las personas nos basamos parte en lo que vemos o lo que creemos. Mis conocidos saben perfectamente cada parte de la historia, aunque no sepan lo que esté en la cabeza de esa persona. De todas formas, soy de las que piensa que mucho no importa cuanto uno medite las cosas si no las demuestra. Lo que no decimos, queda en el olvido...porque nadie más que nosotros mismos lo sabemos. Y si uno no demuestra lo que siente, venciendo el orgullo, es que no lo sentía tanto como dice. Al menos, así lo veo yo.
      Realmente no estoy confundida sobre mis sentimientos, no anhelo a esta persona de manera pasional o sentimental en cuestiones de "amor". Extraño los momentos en que era mi mejor amigo, mi "hermano", por más falsos que fueren. En sí, quizás no extraño a esta persona...extraño una persona que sea así conmigo. Alguien en quien pueda confiar.
      Pero no está en mí contactarla, yo no fui quien renunció a esto, pero tampoco seré quien luche sola. Soy fuerte, pero no estúpida.
      Las lágrimas, no eran por él. Simplemente estaba desbordada por otras cuestiones y recordé este tipo de cosas. Hace tiempo que he dejado de sufrir por este tema...simplemente lo menciono como justificativo cuando algo de lo que digo lo requiere. Después de todo, ¿qué bases tengo para decir lo que digo? si no lo especifico y las personas no han leído mis entradas anteriores no lo entenderán. No por hablar del pasado este dolerá...Al menos, no cuando está curado.
      Sobre lo de atraer lo que quiero, deberás leer mi próxima entrada. Hablaré sobre ello.
      Y por los votos, me disculpo, no son obra propia. Es una frase de Fated to love you (el drama del que hablo aquí). Y me ha maravillado tanto que la tomaré prestada, si algún día tengo la ocasión (claramente, no puedo casarme conmigo misma).
      Nos leemos!

      Eliminar

Dibuja para mi...