domingo, octubre 16, 2016

¿Y si no hubiera un mañana?

¿Qué harías si supieras que no habrá un mañana? 

Todos vamos a morir tarde o temprano, es la ley de la vida, creas en lo que creas y hagas lo que hagas. Pero, ¿si te dijeran que morirás en un corto lapso? ¿Si tuvieras tan solo seis meses o menos?

Uno siempre está postergando cosas. Pareciera que nunca es el momento apropiado o los recursos son escasos: si no falta tiempo, falta dinero ¿verdad?

A veces, realmente tenemos un impedimento: físico, psicológico, monetario...hay miles de opciones. Muchas veces son tan reales, no hace falta inventar estas excusas. El tiempo, la falta de él a decir verdad, es la más recurrente. 

Pero estas condiciones no son eternas ¿entonces? ¿por qué nos cuesta romper con las excusas?

Este fin de semana quise despejarme completamente y estaba por ver una película que amo hace años: Memorias de una Geisha
Puse el dvd, me senté dispuesta a verla y a los primeros minutos la dejé de lado. No sé cuál fue el verdadero motivo, pero le di reproducir a un drama que tengo hace mucho tiempo pendiente de ver. Lo había comprado porque creí que sería una historia positiva, sin importarme las críticas, los actores o la trama que parecía triste. 

Pero lo venía retrasando, siempre había un drama que me recomendaban y me llamaba más la atención en ese momento. 
Esta vez no le dí la espalda. Puse el primer capitulo para poder hacer otras cosas, casi sin intención de prestar atención. No pude hacerlo, me terminó atrapando desde el primer segundo. La razón fue simple: tenía mi vista en otras cosas pero escuché una melodía que conocía y volví la mirada a la computadora. El drama comienza con un tango de fondo. 

Si bien sé que los orientales aman el tango, me llamó la atención completamente. Lo sentí como una llamada para mí. Por algo era el momento de verlo...nada es casualidad, ¿verdad?

El drama trata de una chica de treinta años que se dedica a trabajar constantemente. No se da gustos en esta vida, todo lo que hace es para tener un mañana "comprar una casa, comprar un auto, conocer a alguien, enamorarse, formar una familia". Pero la vida la lleva a una contradicción: su mañana pasa a reducirse a seis meses de vida porque le diagnostican cáncer. 
Imaginarán que la trama es una constante lucha contra la enfermedad, pero no solo trata de eso. Trata de cómo afrontamos la vida. Ella comienza a pensar en si misma, a darse los gustos que nunca se ha dado, a hacer esas cosas que nunca hizo y a enfrentar a los que la maltrataron con la cabeza en alto.

Entre estas cosas que ella desea hacer, está aprender a bailar Tango. Hay varias escenas relacionadas con este tema, pero la que primero aparece fue la que más me llamó la atención. No fue el tango de fondo al empezar el drama, es una escena donde ella está de vacaciones en Japón y hay una pareja bailando en la playa.


Ella observa el baile, algo compungida por su situación. Cuando la pareja termina de bailar esa pieza, el hombre se acerca a la protagonista y le dice "bailamos este tango?". Cuando oí el dialogo me sorprendí, el hombre era Argentino. No necesité demasiado para confirmarlo, el tono de voz me lo dijo todo.

Entre su lista de deseos está aprender Tango, tal como puse anteriormente, y esa es la primera de muchas escenas relacionadas con el tema. Volví a sorprenderme por lo presente que estaba algo nuestro en un drama y, no puedo negarlo, me llegó al corazón. 

¿Por qué esto me llegó tan profundo? Siempre quise aprender tango. No sé nada sobre sobre él pese a que soy Argentina, pero siempre me pareció un baile muy profundo. Me encanta la sensualidad que tiene...Y verlo en este drama, en un momento de mi vida donde me cuestionaba qué debía hacer, fue significativo.
Esa primer escena me llamó la atención, pero la sensualidad de la siguiente escena es inmensa. Digo esto ya que hay que considerar que los dos son actores coreanos y que en corea son un poco reticentes al contacto físico (atención, la escena puede ser un spoiler. Advierto por si desean ver el drama)


Cuando vi el comienzo de la escena recordé que no era la primera vez que veía este baile de los protagonistas. En algún momento leí la reseña del drama y vi los elogios de esta escena. Claramente, como soy una suicida en cuanto a spoilers, me vi el video. Debo haber quedado fascinada en ese entonces...

Aún hoy lo estoy. Realmente, la química de esta pareja bailando Tango me encantó y me recordó por qué quería hacerlo yo. 

Pero, como buena tonta he sido durante mucho tiempo, no lo hice ya que nadie me acompañaba o apoyaba. Afortunadamente, tardé pero comprendí que eso daba igual, que debía hacer las cosas sola y no sentirme una fracasada por ello. Mi vida sólo depende de mí y aún si tuviera una persona que amo a mi lado esto no debería cambiar. Eso es algo que me enseñó el tiempo y casi todos los dramas que he visto, no es casualidad, lo refuerzan. 

Por eso es que últimamente creo tanto en el destino y en la felicidad. Sé que no todo es color de rosa, pero vale la pena transitar el camino, aún cuando a veces nos cueste un poco verlo y entenderlo.

Por ello, con la escena de Tango de fondo, empecé a hacer mi propia lista de deseos. No sé cuanto tiempo me quede de vida, no importa si es un día o cincuenta años, pero ¿hasta cuando voy a esperar para ser feliz?

Y hablando de la escena que compartí en video, al final se puede ver que el protagonista le dice algo a ella y realmente se nota como éste se contiene por besarla. Se puede sentir la tensión entre ambos. Lo que dice es "¿Cómo vas a deshacerte de tus sentimientos así?". 
Claramente, si viene un hombre con toda esa actitud y me saca a bailar de una manera tan sensual, a mí me sería imposible olvidarlo...








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dibuja para mi...